APRENDER DE LO APRENDIDO PARA DISMINUIR LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Un año más luchando para eliminar la Violencia de Genero y sigo pensando alternativas acerca de cómo todos y todas podemos contribuir para erradicarla.

Mi experiencia clínica de estos últimos cinco años trabajando con mujeres víctimas de violencia de género, me han servido para darme cuenta de cómo influye el haber nacido y aún pertenecer a una sociedad patriarcal y androcéntrica.

¿Quién ejerce el poder?, ¿sobre quién se puede ejercer poder? Pienso que sólo las personas que se sienten con el derecho, o a quién otr@s se lo otorgan, puede ejercerlo.

Durante muchos, muchos años, al hombre se le ha otorgado este poder y la mujer se ha sometido o aceptado esa situación.

En resumen, para que exista una persona con poder tiene que existir una persona débil. ¿Y qué pasaría si las personas débiles se empoderaran? Yo creo que la balanza tendería al equilibrio y disminuiría la Violencia de Género.

Me parece increíble, que en la época en que vivimos aún nos quede tanto para conseguir la igualdad, pero  a la misma vez pienso, “si yo, que estoy sensibilizada, tengo que luchar cada día en mi propia vida por la igualdad, ¿cómo concienciar al resto?.

Conseguir una sociedad igualitaria, feminista, no machista ni hembrista, nos daría la oportunidad a hombres y mujeres a establecer relaciones afectivas más saludables, una crianza y cuidado de nuestras personas mayores compartida, más tiempo para conciliar y disfrutar en sociedad.

Es importante recordar que hombres y mujeres estamos en el mismo equipo.

Aún sigo escuchando que el feminismo es el contrario del machismo y lo escucho en ambos sexos y en distintas edades.

El Feminismo no es lo contrario del Machismo, lo contrario del Machismo es Hembrismo.

El Feminismo defiende la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres, partiendo de que fisiológicamente somos diferentes, ni mejores, ni peores, sino diferentes. Y la Igualdad es contraria a la Violencia de Género.

Cada día, sigo atendiendo a mujeres a las que sus maridos no les permiten conducir “porque las mujeres conducen peor”, ¡como si esto fuera algo genético!, que no pueden vestir libremente “porque las faldas cortas y los escotes provocan a otros hombres”, o que no pueden decidir sobre la economía de su propio hogar “porque ellas no trabajan fuera de casa, no traen un sueldo”.

Estos comentarios me entristecen mucho y sobre todo porque, aunque estamos avanzando, estas funciones siguen sin estar valoradas, como ocurría antaño.

¿Habéis pensado alguna vez, cuánto costaría contratar a una persona que hiciera las labores de un ama de casa? Calculadlo, porque es el dinero que esa mujer aporta a su hogar, sin fines de semana ni  vacaciones. ¿De qué tipo de trabajo hablamos?

¿Qué es lo que sigue pasando hoy en día? Todos y todas somos valiosos/as, tenemos derecho a tomar decisiones, a equivocarnos, a decir que no, e incluso a cambiar de opinión.

¿Qué podemos hacer para que estas personas (hombres y mujeres) que aún piensan que sólo uno de los sexos, concretamente el hombre, tiene el poder?

¡Hagamos que todos y todas seamos poderosos/as!

He llegado a la conclusión de que el Empoderamiento es necesario para sentirnos miembros importantes de esta sociedad a la que representamos.

Es importante que las mujeres sientan que son personas queribles y confiables por sí mismas, no por la presencia de las personas que tienen al lado.

Que se sientan capaces de tomar decisiones, “-conducir, trabajar, delegar, hacer deporte o disfrutar con otras personas en su tiempo libre. Que pueden cambiar de opinión, “lo que sirve hoy, puede que no sirva mañana” y que no sienta por ello “-que está sacando los pies del plato-”, por estar en desacuerdo.

Y no me gustaría despedirme sin recordar que a los hombres durante siglos, la sociedad también les ha dicho cómo tienen que comportarse, cómo pueden o no expresar sus emociones y de qué forma tienen que salvar o decidir por las personas débiles.

¡Qué responsabilidad más grande, tener que estar siempre al pie del cañón!

“-Porque los hombres no lloran, tienen que ser fuertes, mantener a su familia, trabajar fuera de casa, no pueden jugar a cosas de niñas, o hacer cosas de mujeres, vestir de determinada forma-”. Tanto a unos como a otras nos restan libertad.

Eduquemos a nuestr@s hij@s y reeduquémonos a nosotr@s mism@s, ¡igual esto nos lleva a sentirnos más felices con nosotros y con los demás y a contribuir para erradicar la Violencia de Género!

-¡Feliz Día!

Philips_comparteinnovacion

Buenas tardes, os invito a leer mi post publicado en Philips_comparteinnovacion-: http://www.comparteinnovacion.philips.es/entornos-saludables/articulos/claves-para-lograr-un-sistema-sanitario-integrado-y-personalizado-parte-2

Los Reyes Magos

 

Hace unos días cayó en mis manos un artículo de Joshua Becker, acerca de una investigación que publicó la Universidad de Toledo llamada ” The Influence of the Number of Toys in the Environment on Toddler’s Play “.

Según el estudio, los/as niños/as pasaban más tiempo en ambientes en los que había cuatro juguetes que en los que había dieciséis.

Refería, que los/as pequeños/as que se colocaron en ambiente con cuatro juguetes mostraron una diferencia significativa en calidad de juego: Atención sostenida, mayor imaginación y mayor exploración, obteniendo mejoras de coordinación, aumentando la resolución de problemas y aprendizaje.

El artículo señala, como ya en 1999 se apuntaba a las conclusiones que se saben hoy en día. “El que los niños y las niñas pequeños posean muchos regalos y estén expuestos a este ambiente durante largo tiempo, afecta al mantenimiento de la atención, imaginación, percepción, cognición y coordinación motora”.

En estas fechas, las calles y los centros comerciales de las ciudades están llenas de personas que pasean y desean tener….

Mayores y menores preparan sus cartas a los Reyes Magos. A veces, cartas larguísimas llenas de deseos materiales.

Cuando escribimos la carta a los Reyes Magos, en mi familia se dice: “sólo tres regalos, hay que pensar y elegir bien”. Y es complicado, cuando la publicidad nos bombardea a diario.

Seguramente habréis escuchado más de una vez decir, “con todos los juguetes que tiene y se distrae con una caja de cartón”. Y así es, cuando se cuenta con pocos juguetes el/la pequeño/a tiene más oportunidades de desarrollar la creatividad con lo que cuenta.

La infancia, aprende a interpretar el mundo a través del juego. Además de que éste permite desarrollar pensamientos, fomentar la expresión oral, resolver dificultades y poner el cuerpo en acción, entre otras. Por ello, es tan importante jugar.

Pienso que como padres y madres tendríamos que tener en cuenta estas conclusiones, aunque es cierto que se hace difícil por la presión social y familiar. ¡Cómo explicarles esto a los abuelos y las abuelas!

El 15 de noviembre de 2017, La Vanguardia publicaba que “Las ventas de juguetes españoles crecerán este año en torno al 10% y rondarán los 1.630 millones de euros, con lo que el sector sumará su cuarto año consecutivo en positivo y superará los niveles de facturación que registró antes de la crisis”.

Me parece interesante observar y concienciarnos de la cantidad de cosas innecesarias que forman parte de nuestra vida y de la de nuestros hijos e hijas.

Por ello, os animo a jugar con vuestros hijos e hijas y a elegir en función de sus necesidades.

¡Feliz día de Reyes!

VIOLENCIA DE GÉNERO – ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Violencia de género

La celebración del “Día internacional de la eliminación de la violencia de género ó contra la mujer”, nos lleva a darle voz a todas aquellas mujeres que aún no han podido hacerlo, a las que ya lo han conseguido y a las que hoy en día ya no están entre nosotros.

A fecha de 10 de noviembre de 2017 y según recoge el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales  e Igualdad (en la última década):

Han fallecido a manos de sus parejas: 647 mujeres, de las cuales 118 eran andaluzas. Y de las 647 mujeres fallecidas habían denunciado 175.

Tomar conciencia de los malos tratos

Es difícil denunciar esta situación, porque también lo es tomar conciencia de que se está viviendo.

Es doloroso identificar que la persona con la que compartes un proyecto de vida, ignora tus sentimientos, te ridiculiza y te grita.

En otras ocasiones, te aísla de tus amigos y familia, decide por ti, te fuerza a mantener relaciones sexuales, cuando tu no quieres o te amenaza con quitarte a tus hijos si lo abandonas.

Sí que es doloroso y difícil tomar conciencia de la situación y mucho más salir de ella.

Es importante saber que una relación saludable, es aquella en la que el respeto mutuo y la confianza están por encima de todo.

En mi práctica clínica he observado que las personas se enorgullecen de que sus parejas se sientan celosas o de que telefoneen a menudo para saber dónde y con quién están.

Creen que los celos y el control son una forma de expresar el amor que sienten por ellas o por ellos.

Sin embargo, los celos y el control, tienen que ver con los miedos e inseguridades de la persona que los siente, no tienen que ver con el amor.

La Violencia de Género se define como cualquier acto de violencia física y psicológica, de la que es objeto la mujer, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad y la ejerce quien sea o haya sido su cónyuge o de quien esté o hayan estado ligado a ella por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.

Tipos de violencia de género

Hay distintos tipos de violencia de género o contra la mujer:

  •  Psicológica
  •  Física
  •  Económica
  •  Sexual

violencia de género

 

Sociedad patriarcal

Hay que tener en cuenta, que las conductas nombradas anteriormente son extremas, pero en el día a día encontramos otras que implican una violencia más leve, es la que Luis Bonino en 2004 denominó como Micromachismos. 

Estos comportamientos, son invisibles y ocultos para las mujeres que lo padecen.  Por ejemplo: el no reparto de las tareas de la casa, el cuidado de hijos o mayores, el malhumor manipulativo, las mentiras …

Cuando trabajo con mujeres que no han detectado la situación que viven, por la dificultad que decía antes, refieren que se sienten tristes, agotadas física y psiquicamente.

Se infravaloran y hablan de culpabilidad, porque no identifican el malestar. “Tengo una familia, un trabajo, qué más puedo pedir, tendría que sentirme afortunada”, suelen decir.

Es complejo identificar estas actitudes.

Venimos de una sociedad patriarcal. Desde el nacimiento, al hombre se le atribuye el poder, la fuerza física, la responsabilidad de ser “el cabeza de familia”, ” el sustento económico de la familia”.

A la mujer se le presume el cuidado de la casa, de los hijos y los mayores, lo que no implica retribución económica.

Una reflexión: ¿Has calculado alguna vez cuánto dinero  habría que pagar, si contratáramos a una persona que hiciera las funciones de un ama de casa?.

Ese es el dinero que la mujer aporta a su familia, al hogar.

Los roles de género

Por otro lado, no podemos olvidar que con la incorporación de la mujer al trabajo y la llegada de la crisis, los roles se han intercambiado.

Esto ha supuesto un cambio en hombres y mujeres.

Algunos hombres, se han dado cuenta de que no pueden hacerse cargo del mandato “eres el cabeza de familia” y asumir otras responsabilidades. Así como las mujeres se han visto sobrecargadas, se hacen cargo de la casa, de la familia y trabajan fuera de su hogar.

Esto requiere un proceso de adaptación,  aceptación del cambio de roles y modificación en la forma de pensar. Todo ello implica tiempo.

La Violencia de Género es un problema social y sanitario. Y la Igualdad de Género una tarea de hombres y mujeres.

Instituto Andaluza de la Mujer

 

Psicóloga, Lola Galeote Cobos

www.lolagaleote.com

 

Mi hijo tiene rabietas. Como ayudarle a gestionar sus emociones

Rabietas y gestión de emociones

Las emociones se contagian, sí, observa qué ocurre en un grupo de niños entre 1 y 3 años cuando están jugando y riendo y lo que ocurre cuando algunos de ellos empiezan a llorar o tienen rabietas. Otro ejemplo podría ser, lo que ocurre entre los seguidores de un equipo de fútbol durante el transcurso de un partido.

Igual que contagiamos la tristeza, la ira, así lo hacemos con la alegría, la euforia y el resto de las emociones.

Pero no sólo estamos sujetos al contagio, también podemos aprender a regularlas para no sumergirnos en océanos en los que no queremos bucear.

¿Y cómo se hace eso?, me preguntan muchas personas ¿cómo consigo no perder mis nervios cuando mi hijo no se quiere levantar por las mañanas? ¡Qué difícil resulta regular nuestras propias emociones!

No es raro escuchar, ¡me ponen de los nervios, cuando son las diez de la noche y aún no están dormidos, ya no sé qué hacer!

Como padres y madres, queremos que nuestros hijos “se controlen, no nos hagan sufrir con sus comportamientos, que sean obedientes, que hagan las cosas bien”.

Cuando los niños aún no saben expresar lo que sienten, no tienen las habilidades para expresar lo que piensan o no saben cómo defender lo que quieren, lo manifiestan a través de las rabietas y es importante que así lo hagan. Es interesante que sepas, que detrás de cada rabieta hay una historia.

Es eficaz, entrenar o desarrollar la capacidad de empatizar con nuestros hijos y enseñarles a regular sus emociones, como una forma de cuidarse a sí mismos y de establecer relaciones saludables con los demás.

Para que ellos aprendan, enseñarles con nuestro propio ejemplo, saber moderar nuestras emociones y no engancharnos a sus enfados, es primordial. Esto significa dejarlas fluir sin que nos invadan y tomen el control, lo que nos permitirá, identificar las dificultades y desarrollar alternativas para solucionar la situación.

rabietas

Aprender a gestionar tus emociones

Ponle nombre a lo que sientes, párate y observa qué pensamientos pasan por tu cabeza, normalmente no suelen ser muy positivos “estoy saturada, me están retando, no soy buen padre”. Y comprueba si son reales o no.

Observa si son pensamientos absolutos, huye de los “todos, nada, nunca, siempre” que tanto nos acompañan, o de los debería, que tanto sufrimiento nos provoca. Intenta modificar estos pensamientos por otros que sean reales, que signifiquen lo mismo y no tengan tanta carga negativa. ¡Sí, sé que es difícil!, pero ¿quién te dijo que era fácil ejercer de madre o padre?.

También te puede ayudar, tomar un tiempo fuera de la situación, o que alguien te sustituya hasta que te hayas calmado. No se ven las cosas iguales desde la distancia o la calma.

Para calmarte, ente otras cosas, puedes hacer ejercicios de respiración profunda, saltar, bailar o darte un baño de agua tibia.

Únete a un grupo de personas que compartan tus inquietudes, aprende de ellas y muéstrales lo que tú también eres capaz de ofrecer.

Podemos crecer, aprender de los errores, afrontar una situación de crisis o hundirnos y eso sí depende de nosotros mismos.

Y ahora, enséñales a tus hijos a regular sus emociones.

 

Psicóloga Lola Galeote Cobos

DIETA Y BIENESTAR PSICOLÓGICO

Nuevo año, propósitos viejos

Empieza el nuevo año y con él los nuevos propósitos, “dejar de fumar, hacer deporte, estudiar, adelgazar”, esos son algunos de los más escuchados.

Adelgazar, “quiero perder esos kilitos que he puesto en las fiestas, no me veo guapa, no me siento a gusto cuando la barriga se sale por el pantalón, no puedo realizar ejercicio físico a consecuencia del exceso de peso, mi pareja me dice que tengo que cuidarme”, estas son algunas de las razones por las que las personas demandan un tratamiento para adelgazar.

Pero antes de iniciar una dieta me parece interesante reflexionar acerca de cómo, qué y por qué comemos.

Hay personas que comen para alimentarse, para saciar la necesidad física que les provoca el hambre (esto se manifiesta a través de dolor de barriga, mareos, fatiga), otras cuando sienten un conflicto emocional es decir, cuando quieren aliviar un sufrimiento o relajarse ante una situación que les desborda.

Es cierto que los alimentos reconfortan, imagina a un bebé cuando llora y su mamá le da el pecho, o cuando un niño llora y su papá le da un caramelo, la dificultad aparece cuando la persona no encuentra otra forma de aliviar el malestar o no tienen otras herramientas para resolver sus conflictos y utilizan la comida para ello.

El otro día me comentaba una persona que no entendía cómo después de cenar y sentirse saciada tenía que comer algo dulce, ¡con el esfuerzo que le estaba costando mantener la dieta!.

Dieta – hábitos saludables

Para poder entender qué nos ocurre, hay que tomar cierta distancia que nos permita identificar qué sentimos, aprender a distinguir el hambre física y tomar alimentos saludables. Es importante hacer cinco comidas al día, que nos centremos en ella y a ser posible las compartamos con la familia. También es interesante para adelgazar y estar saludable acompañar a la alimentación con ejercicio físico acorde a la edad y estado de salud.

Es cierto que la dieta supone un gran esfuerzo, especialmente cuando se ha fracasado en varias ocasiones y cuando el peso a perder es elevado. Por eso hay que vivirlo como una carrera de fondo, como un proceso, donde lo más importante no es la meta sino los logros que se van consiguiendo progresivamente.

Adelgazar

En los últimos tiempos la colaboración del Nutricionista-Psicólogo se está haciendo más fuerte, es una forma de complementar y aportar a la persona un apoyo más específico para mantener la dieta y prevenir posibles recaídas.

El Nutricionista especialista en alimentación y el Psicólogo especialista en comportamientos hacen un buen tándem. El Psicólogo facilita las herramientas para reducir la ansiedad, enseña formas alternativas de pensar, cómo consolidar hábitos saludables, cómo aumentar la autoestima y sentirse mejor con uno mismo, entre otras.

Autoestima

Y por último, me gustaría compartir la gran ayuda que supone contar con un grupo terapéutico en el que todos sus miembros puedan compartir sus dificultades y sus progresos.

 

 

¿Cómo podría ayudar la tecnología a disminuir la ansiedad cuando nos enfrentamos a pruebas médicas?

En el mundo actual, nos pasamos todo el día conectados a internet e interactuando con diversos dispositivos, en algunas ocasiones, nos puede transmitir la sensación de que la tecnología se está apoderando de nuestra forma de vivir.

Parece que esta forma de relacionarnos va cada día a más, en ocasiones puede dar un poco de vértigo, pero también se están consiguiendo muchos logros tecnológicos en el campo de la medicina, estos avances, podrían ayudar a disminuir la ansiedad en cuanto a la realización de pruebas médicas.

tecnología, ansiedad y pruebas médicas
Pruebas médicas y ansiedad

Os invito a que sigáis leyendo mi nuevo artículo en blog de PHILIPS Comparte Innovación.

http://www.comparteinnovacion.philips.es/innovacion-en-healthtech/articulos/como-podria-ayudar-la-tecnologia-a-disminuir-la-ansiedad-de-las-personas-cuando-se-enfrentan-a-pruebas-medicas

DIA MUNDIAL SIN JUEGOS DE AZAR

¿Ha aumentado el tiempo que pasas jugando?  ¿O el dinero que gastas en el juego?  ¿Esto afecta a tu economía y/o a tu familia?.
Cuando hablo de jugar, me refiero a jugar a la lotería, los cupones, el bingo, el casino, las máquinas tragaperras.
máquina tragaperras
En mi consulta atiendo a hombres y mujeres, de distintas edades y clases sociales que sufren por este motivo, “yo no quiero hacerlo, pero cuando escucho el sonido de la maquinita no me puedo resistir” “quiero pero no puedo” “es como si no pensara en lo que viene después”.
Estas personas refieren malestar cuando no juegan,  “me irrito, todo me molesta, me siento de mal humor, pero cuando juego esto desaparece, es como una liberación, por fin lo he hecho, aunque luego vienen las lamentaciones y vuelta a empezar (que le voy a decir a mi familia, cómo pagar lo que debo, cómo explico que no compré lo que dije…)”.
Algunas personas relacionan el juego como válvula de escape, otros como una forma de desconectar de las responsabilidades y otros como una forma de buscar sensaciones.
Esta mezcla de emociones,  de pensamientos y consecuencias hacen que la persona que lo padece no se permita disfrutar de su día a día y algo similar le ocurre a su familia, que a veces no identifica que le ocurre a su familiar.
Para la familia, es complicado entender qué ocurre, aun conociendo el problema. No es raro escuchar en  consulta “lo tiene todo y se ha tenido que buscar esto”, “lo hace porque no nos quiere”.
 La Ludopatía o Juego Patológico es un trastorno y por ello necesita de ayuda de profesionales, no sólo para la persona que lo vive sino también para la familia. Si este es tu caso o el de tu familiar no dudes en pedir ayuda a especialistas (psicólogos, médicos, asociaciones de jugadores de azar en rehabilitación).
Y hoy DÍA MUNDIAL SIN JUEGOS DE AZAR y desde este espacio, quiero felicitar a todas las personas que con su valentía se han enfrentado a esta dificultad y lo siguen haciendo cada día.
 “Sólo resuelven los problemas aquellos que buscan soluciones”
Lola Galeote Cobos – Psicóloga |
www.lolagaleote.com |
lolagaleote@gmail.com |
646986475